Clima en San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, México

Comunicate con la Comuna

Estos son los correos electrónicos de COMUNA RADIO para que te pongas en contacto con nosotros:

comunaradio@gmail.com
comunaradio@hotmail.com
Loading...

jueves, 21 de mayo de 2009

Mejor el Poeta

Ricardo Rocha
Detrás de la Noticia
19 de mayo de 2009

Sí, ya sé que debiera estar hablando del desastre que es la economía y la negrura que anticipa. O de los escatológicas revelaciones sobre la podredumbre de la política y lo bajo de los altos personajes. De cómo unos cuantos se han apoderado del país para medrar, para enriquecerse, para abusar del poder y de los más débiles. Peor aún, para aliarse con los criminales y hacer correr la sangre.

Tal vez debiera hablar de esas cosas. Sólo que hoy, si me perdonan, yo escojo al poeta. Aquel que de verdad ha tenido que ver con mi vida. El que se me ha quedado para siempre. Cuya obra se metió en mis entrañas para no irse nunca. Con el que aprendí a decir algunas de las cosas más lindas que pueden expresarse a una mujer: “Si te quiero es porque sos/ mi amor, mi cómplice y todo./ Y en la calle codo a codo/ somos muchos más que dos”.

O bien aquello con lo que uno podría darse para siempre: “Compañera/ usted sabe/ que puede contar conmigo,/ no hasta dos ni hasta diez/ sino contar conmigo”.

Era un predestinado: Mario Orlando Hamlet Hardy Brenno Benedetti nació hace 88 años, fue contador, cajero, taquígrafo y vendedor de refacciones para automóviles. Hasta que descubrió sus tres vocaciones: la literatura, la izquierda y Luz, su compañera de toda la vida a la que ahora se ha ido a encontrar.

En las letras, Benedetti —siempre uruguayo pero cada vez más universal— exploró por igual el cuento que el ensayo, la novela y el teatro pero, sobre todo, nos estremeció con su poesía. Y fue el único poeta intruso en el círculo estrecho de los grandes novelistas del boom latinoamericano al lado de García Márquez, Cortázar, Vargas Llosa y Fuentes. Por eso su voz se hizo miles de libros en idiomas insospechados y la alegría de recepciones multitudinarias en cualquier lugar del mundo.

En el terreno de las ideas, Mario forzó a sangre y tinta una congruencia que mantuvo hasta el último aliento.

Hombre de izquierda purísima, expresó sus convicciones no sólo en revistas y diarios sino en la militancia con los Tupamaros; lo que le valió la persecución, el exilio y una condena a muerte de la dictadura militar que lo persiguió hasta el regreso a su patria, que ahora lo ve partir en paz. Porque los buenos no deberían sufrir tanto.

Por eso hoy prefiero mirar a este perseguidor de la utopía que para darnos valor supo decirnos: “No te salves/ no te quedes inmóvil/ al borde del camino/ no congeles el júbilo/ no quieras con desgana/ no te salves ahora/ ni nunca/ no te salves”.

Menos mal que los políticos se van. Y los escritores se quedan.

fuente: http://www.eluniversal.com.mx/columnas/78281.html

domingo, 17 de mayo de 2009

Fallece Mario Benedetti a los 88 años


"defender la alegría como una bandera
defenderla del rayo y la melancolía
de los ingenuos y de los canallas
de la retórica los paros cardíacos
y de las endemias y las academias"
Mario Benedetti


Gracias por el fuego podrían ser las palabras para despedir al escritor uruguayo Mario Benedetti, quien falleció este domingo en la capital de su país a los 88 años, informaron medios locales.
El autor de La Tregua (1960), que fue traducida a 13 idiomas y adaptada para el teatro y el cine, era uno de los escritores más apreciados por el público local y había sido dado de alta a principios de mes de un hospital privado por una enfermedad intestinal.
El poeta y novelista nació el 14 de septiembre de 1920 en Paso de Los Toros, aunque creció en Montevideo donde realizó sus estudios primarios. En 1949 publica su primer libro de cuentos Esta mañana, y dos años más tarde su primer novela Quien de nosotros.

Debido a la situación política de su país, se exilió primero en Argetina y años más tarde en Cuba y España.
En la docencia, se desempeñó como director del Departamento de Literatura Hispanoamericana en la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Universidad de Montevideo.
Entre los galardones que recibió destacan el Reina Sofía de Poesía, Premio Jristo Botev de Bulgaria, por obra poética y ensayística. También en 1987, Amnistía Internacional lo reconoció con la Llama de Oro por Primavera con esquina rota.
Tuvo una breve aparición en la película El lado obscuro del corazón en donde personificó a un marinero quien en alemán recita sus propios poemas.

Los títulos más destacados de su obra son Gracias por el fuego (1965), Inventario I y II, Poemas de la oficina, Poesía de hoy por hoy, El cumpleaños de Juan Angel (1971), Pedro y el Capitán (1979) así como De insomnios y duermevelas.

Mario Benedetti, mito de la literatura en busca de la utopía y el compromiso social

JUAN ANTONIO SANZ / EFE
El escritor uruguayo deja tras de sí una rica obra, en la que sus más de 80 novelas, ensayos, cuentos y poemarios muestran el compromiso social y la coherencia de alguien que creyó "en la vida y en el amor, en la ética y en todas esas cosas tan fuera de moda".

"Él siempre dijo que se sentía más poeta que otra cosa", señaló la biógrafa del escritor, Hortensia Campanella, cuando presentó hace unos meses el libro Mario Benedetti un mito discretísimo, con el que trazó la trayectoria de uno de los mitos de la literatura hispanoamericana del siglo XX y quizá la conciencia poética de todo un continente.

Esa poesía se convirtió en el único báculo para afrontar sus últimos años, tras la muerte en 2006 de su esposa, Luz López, su compañera desde hacía más de seis décadas y su mejor crítico.

Joan Manuel Serrat, Daniel Viglietti, Pedro Guerra, Rosa León, Juan Diego o Nacha Guevara son solo algunos de los cantautores que han puesto música a los versos de Benedetti.

La poesía, decía Benedetti, es "un altillo de almas", un "tragaluz para la utopía" y "un drenaje de la vida/ que enseña a no temer a la muerte".

Fue también el martillo que le permitió forjar una carrera literaria compaginada con las profesiones más diversas: currante en un taller de automóviles, taquígrafo, cajero, vendedor, contable, funcionario público, traductor y periodista, antes de dedicarse a lo que más quería.

"Cuando tengo una preocupación, un dolor o un amor tengo la suerte de poder transformarlo en poesía", afirmaba.

Títulos como aquel primerizo La víspera indeleble, sus Poemas de la oficina, el oriental y tan uruguayo Rincón de Haikus, los grandiosos tres Inventarios o las Canciones del que no canta se vieron coronados el año pasado con su último poemario, Testigo de uno mismo.

En esta obra presentía ya el final de sus días, sin tapujos, a la vez que insistía en la soledad sin su amada Luz y con un mundo reducido:"Acontece la noche y estoy solo/cargo conmigo mismo a duras penas/ al buen amor se lo llevó la muerte/ y no sé para quién seguir viviendo".

La poesía dejó también mucho espacio para la prosa en la obra de Benedetti y así su principal novela, La tregua, es uno de los faros de la literatura del continente, con más de 140 ediciones en 20 idiomas desde su publicación en 1960.

También dedicó tiempo a los cuentos, en los que "cada palabra tiene valor por sí misma" y, sobre todo, "tienen que ver con los sentimientos", como explicó en 1998 en Madrid.

El cuento "es el género más gratificante, tanto para el autor como para el lector", pues "desde tiempo inmemorial a las personas les gusta que les cuentes cosas, y a algunos nos gusta contarlas", decía el autor de Geografía, La vecina orilla o Montevideanos.

Tanto la prosa como la poesía de Benedetti fueron reconocidas con amplitud y así lo corroboraron galardones como el Premio Reina Sofía de Poesía de Iberoaméricana (1999), el Iberoaméricano José Martí (2001) y el Menéndez Pelayo (2005).

En su última aparición pública, en diciembre de 2007, Benedetti fue condecorado con la Orden Francisco Miranda por el presidente venezolano, Hugo Chávez, en la Universidad de la República del Uruguay, aclamado por los cientos de estudiantes.

Chávez reconoció al autor de Gracias por el fuego como un "icono de la izquierda latinoamericana", por ese compromiso social que reflejó en su vida, con su exilio durante la dictadura uruguaya en Argentina, Cuba y España, y, sobre todo, en su obra.

"La conciencia es la única religión", llegó a decir este crítico de la "gran hipocresía que rige toda la vida política" y de la globalización, a la que llamó "una dictadura indiscriminada, que cada vez conduce más al suicidio de la humanidad".

En junio de 2002, Benedetti explicaba que si bien "los poetas no tienen capacidad de influir sobre los Gobiernos", sí "llegan al ciudadano de a pie, y a veces sirven para esclarecer una duda, para dar una tímida respuesta a una pregunta que tiene alguien".

fuentes: www.jornada.unam.mx y www.20minutos.es

lunes, 4 de mayo de 2009

Cultura para Llevar


En días de contingencia ambiental, la UNAM te ofrece “cultura para llevar”: materiales
literarios, musicales y académicos en formato sonoro, para disfrutar desde la comodidad
de tu hogar, gratuito y de acceso universal.

www.descargacultura.unam.mx es el portal de podcasts culturales que te ofrece la
Universidad Nacional Autónoma de México, a través de su Coordinación de Difusión
Cultural.

Desde este espacio de Internet, los ciberescuchas tienen fácil y gratuito acceso a una
ración de “cultura para llevar”, es decir, a una diversidad de materiales culturales en
formato sonoro, para escuchar en línea o descargar al reproductor de Mp3 de tu
preferencia y disfrutar en la comodidad de tu hogar, en estos días de contingencia
ambiental.

Desde este sitio se tiene acceso a una variedad de literatura grabada: cuentos, novela
corta, poesía, ensayo, crónica y teatro. Los materiales han sido grabados para este
proyecto por lectores profesionales y, mejor aún, por sus propios autores. De esta manera
podrás conocer piezas literarias, tanto nacionales como extranjeras, clásicas y
contemporáneas, que seguramente enriquecerán tu panorama cultural.
Pero no es todo. También se puede descargar música producida por nuestra Universidad
Nacional, conferencias, cursos y mucho más.

Además de los casi 100 títulos que han disfrutado más de 38 mil usuarios desde su
lanzamiento hace unos meses ‐‐entre los que destacan cuentos de Juan Villoro, Vicente
Leñero, Elena Poniatowska y Antonio Skármeta narrados en su propia voz o narraciones
clásicas de Cervantes, Wilde, Quiroga o Hawthorne entre otros‐‐, Descarga Cultura.UNAM presenta novedades que no puede perderse. De entre estos nuevos títulos
destaca Un drama en México, la primera y escasamente difundida novela de Julio Verne;
“Cumpleaños feliz”, el último cuento escrito por Rafael Ramírez Heredia, y una selección
de cuentos de la escritora argentina Luisa Valenzuela en su propia voz.